Comunicar en tiempos de Google

El escritor argentino Sergio Chejfec

El escritor argentino Sergio Chejfec, fotografía extraída del blog de Agustín Fernández Mallo, Editorial Alfaguara

¿Cómo incide la irrupción de Google en los procesos de comunicación? ¿De qué forma interpretamos esta cuestión desde instancias como el cine, la literatura, la fotografía y otros espacios de expresión social y artística? Para intentar responder estas interrogantes, All Media Consulting estuvo presente en el taller Narrar Google, impartido por el escritor y profesor de la Universidad de Nueva York, Sergio Chejfec (Buenos Aires, 1956), y promovido por el ciclo Kosmópolis, en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB).

Discutir sobre comunicación en la actualidad implica necesariamente hablar de Internet y medios de expresión digitales. En este sentido, Google es una herramienta obligatoria que interconecta páginas y sitios web con personas de todo el mundo para hilvanar una red global de flujo informativo que se relaciona entre sí.

La evolución que ha experimentado Internet a lo largo de las dos últimas décadas se ha hecho notar a través de sistemas de búsqueda y representación que han cambiado nuestra sensibilidad frente a las cosas en general y el territorio en particular. Hoy día, por ejemplo, es inconcebible pensar la cotidianidad sin herramientas como el servicio de correo electrónico Gmail, la aplicación para almacenamiento masivo de datos Google Drive o el sistema de posicionamiento y mapas Google Maps. Todo esto ha supuesto que la cartografía del mundo físico haya adquirido un pliegue adicional: el de su representación interactiva. Por tanto, sabemos que todo lo contenido en la web es una proyección de lo que existe fuera de ella.

Comunicar en tiempos de Google

Para los profesionales de la comunicación, Internet no sólo ha permitido acceder a la voz e imaginario de comunidades invisibles o de difícil acceso. Buscar en Google a través de palabras clave invita a decenas de entradas que conducen a fuentes medianamente determinadas. De esta manera, como aseguró Chejfec, Google ha demostrado que somos lo que buscamos, y que el conocimiento del siglo XXI es, más que nunca, una búsqueda y, por tanto, un movimiento.

Sin embargo, el gran flujo de información que se genera constantemente en la red implica la superposición de contenidos de calidad que, en muchas ocasiones, se ven desbordados por otros menos significativos. Esto no sólo condiciona la visibilidad de un determinado individuo o colectivo, sino que además puede resultar en un posicionamiento desfavorable que afecte, en líneas generales, el discurso o mensaje que se pretende comunicar.

Así, para entender la comunicación moderna se debe partir del precepto en el que la tecnología emerge como punto diferenciador. Interpretar la funcionalidad de elementos como Google puede resultar en alternativas de gestión clave para expresar un mensaje, otorgarle mayor notoriedad y presencia online, a una persona o una empresa.

Aunque es evidente que Google y sus apps aportan nuevas alternativas al mundo de la comunicación, es necesario valorar constantemente hasta qué grado su emergencia condiciona total o parcialmente la construcción y producción de un discurso y la posterior integración efectiva de individuos o colectivos en un espacio como el Internet, que genera, pero además demanda, una elevada atención pública.

Deja una respuesta